Copyright

Libertad de expresión y derecho a la propia imagen: Mad Men 2


A diferencia de lo que sucede en España, en Estados Unidos las libertades de expresión e información se configuran como un auténtico límite para los derechos de propiedad intelectual, incluyendo el derecho a la propia imagen.

Hace unas semanas comentábamos que Gita Hall May había interpuesto una demanda contra la productora de Mad Men por el uso no autorizado de su imagen en la cabecera de la serie (Por cierto, ya me gustaría a mi conservarme como esta señora a los 80 añitos que cumple en septiembre).

Gita Hall May. Fuente: Fox News

Gita Hall May. Fuente: Fox News

Recordemos las imágenes de la discordia. A la izquierda, el anuncio que Gita realizó para Revlon en los años 50. A la derecha, el fotograma utilizado en la cabecera de Mad Men:

Guita Hall May RevlonHita Hall May en Mad Men

Entonces nos preguntábamos cuál sería la estrategia de defensa de Lions Gate (que por lo visto, no estaba por la labor de indemnizar a la modelo). El pasado 16 de abril Lions Gate presentó su escrito de contestación ante los tribunales del Estado de California, así que ya lo sabemos: la libertad de expresión.

La productora reconoce que ha utilizado la imagen de la modelo (como era de esperar), pero afirma que se trata de un uso lícito por ser un “uso transformativo” que como tal, está protegido por la libertad de expresión.

La doctrina de los usos transformativos, ajena al derecho continental, es la defensa por excelencia en los casos de vulneración del derecho a la propia imagen en Estados Unidos. Los productores de Mad Men no dudan en utilizar este argumento para justificar el uso no autorizado de la imagen de Gita:

“The sequence incorporates images from more than 40 different original advertisements, artworks and photographs from the time period, all of which have been significantly altered by cropping, inverting, stretching, re-coloring, the use of computer graphic effects, and which then have been superimposed over graphic images of tall buildings”.

¿Por qué insiste tanto Lions Gate en la existencia de una “transformación”? Muy sencillo: La existencia de “transformación” de la imagen tomada sin permiso es la clave para poder invocar nuestra libertad de expresión como defensa. Así, siempre que no estemos ante un uso exclusivamente publicitario, el predominio de los elementos creativos puede situarnos en la esfera de protección de la libertad de expresión. En estos supuestos, estaríamos ante un uso lícito de la imagen de un tercero aunque no le hayamos pedido permiso.

Un ejemplo reciente lo tenemos en el Caso Tiger Woods (2003). Los tribunales del Estado de Ohio consideraron que las litografías realizadas por Rick Rush sobre el famoso golfista constituían un uso transformativo (creativo) de su imagen y que, por lo tanto, entraban dentro del ámbito de protección de la libertad de expresión del pintor:

Fuente: Rick Rush

Fuente: Rick Rush

Por el contrario, prevalecerá el derecho a la propia imagen (“right of publicity”) del afectado cuando estemos ante un uso no creativo de la misma, esto es, una mera reproducción o imitación.

Se trata de una distinción muy difícil, ya que la existencia o no de creatividad es una apreciación subjetiva del juzgador. A mí me gusta como lo resume el Tribunal Supremo del Estado de California en el Caso Comedy III:

“La pregunta es si un producto que contiene la imagen de un famoso ha llavado a cabo una transformación suficiente como para convertirse en una expresión del propio artista más que en una representación del famoso.

Enfatizamos que a la hora de determinar si la obra es transformativa, los tribunales no deben tener en cuenta la calidad de la contribución artística -las formas vulgares de expresión también tienen cabida en la protección de la Primera Enmienda…

Por otro lado, una representación literal de un famoso, aún ejecutada con gran habilidad, puede infringir el “right of publicity” del representado. La cuestión tiene un carácter más cuantitativo que cualitativo, ya que lo esencial está en determinar qué elementos predominan, si lo literal e imitativo o lo creativo”

Y ahí está la cuestión. Yo no tengo dudas sobre la creatividad de la cabecera de Mad Men considerada en su conjunto, pero me cuesta más encontrar la creatividad en el uso de la imagen de Gita ¿Qué opináis vosotros?

Anuncios

8 pensamientos en “Libertad de expresión y derecho a la propia imagen: Mad Men 2

  1. Hola,
    muy interesante el caso y el artículo, felicidades.
    Desconozco el grado de altura creativa que los tribunales americanos exijan para aceptar el “uso transformativo” de una imagen.
    Pero me aventuraría a decir que el uso de la imagen parece un poco descarado.
    Parece como si sólo hubiesen invertido la foto y pasado un tamiz claro para que parezca que el reflejo de los cristales de un edificio de Manhattan.
    Quien sabe si los derechos del fotografió que tomó la foto de la modelo en su día han prescrito (sobre obra fotográfica o mera fotografía), o no, lo mismo que los que pudiera tener el diseñador gráfico que en su día retocó la foto de la modelo para su estampado en el cosmético de los años 60.

    Un saludo,

    Emilio

    • Hola Emilio,
      Gracias por las felicitaciones. Yo estoy de acuerdo contigo, no veo mucha transformación en el uso de la imagen de Gita, pero ya veremos que decide el tribunal al final.
      Lo más gracioso es que si le pidieron autorización a Revlon, aunque se olvidaron de lo más importante, los derechos de imagen de la modelo.
      Saludos!

  2. Hola, enhorabuena por el artículo, me parece imprescindible este tipo de debates para aportar un poco de luz en el oscuro tunel de la propiedad intelectual.
    Os dejo aquí la visión del mismo problema desde el punto de vista contrario, desde el profesional de la dirección artística.
    http://blog.jorgedesoto.net/2013/05/el-via-crucis-de-los-derechos-de-autor.html
    Espero que os resulte interesante.

    Por cierto, en el artículo he linkado tu anterior post sobre el mismo tema.
    Saludos!!

    • Hola Jorge,
      Totalmente de acuerdo con la problemática que planteas en tu blog que me ha parecido muy muy interesante. El mundo de los derechos de autor puede ser así de frustrante (y más). Lo peor es que no creo que la nueva ley que planean aprobar vaya a mejorar mucho la situación en la que estamos ahora… Así que mucho anímo. En España, al menos, no se ahn puesto de moda este tipo de demandas ¿verdad?
      Saludos

      • Muy bueno el artículo aportado por Jorge de Soto, plantea problemas claros planteados por la actual regulación de los derechos de autor, demasiadas veces alejada de muchas realidades de los sectores creativos.
        Una modernización requeriría de un análisis objetivo que ponderera los intereses de los creadores para buscar soluciones razonables para el mayor número de personas.
        Un saludo

  3. Pingback: Mad Men III: Acuerdo entre Lionsgate y Gita Hall | Derecho y moda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s